23/4/17

La noche de la tierra

La noche de la tierra

No sé cómo llamar al 22 de abril, el día o la noche de la tierra. No sé si celebrar o conmemorar esta fecha. No soy radical ecologista, tampoco un activista ambientalista; solo soy un ciudadano del mundo, común y corriente, como tú, ella o él.

Lo que sí sé es que no podemos quedarnos con los brazos cruzados. Cada persona debe de hacer lo suyo desde su rol para evitar el cambio climático, el sobre calentamiento del planeta es un hecho y sabemos en forma clara que el consumo de los combustibles fósiles es lo que lo provoca.

También sabemos en forma tácita que la conciencia colectiva debe cambiar los hábitos de consumo energético. Lo que afirmo no riñe con frenar el desarrollo o evolución de la civilización humana, se trata en palabras simples de procurar un cambio de combustibles de nuestra industria, de nuestros medios de transporte y producción en general; en fin, se trata de cambiar del petróleo, gas y carbón, a energías limpias: eólica, geotérmica, solar, mareomotriz, entre otras.

Soy periodista y escritor, y decidí dar mi aporte ciudadano al respecto del cambio climático, y lo primero que hice como profesional de las letras fue investigar el origen del mal. Y me di cuenta que la problemática es tan compleja y tan grave que sobrepasa el entendido de cualquier escrito periodístico.

Ningún medio de comunicación serio logrará hacer meya a favor del asunto, mucho menos mi modesto blog. Ni CNN, ni BBC, ni tampoco National Geografic lograrán revertir esta eminente hecatombe del planeta. Según la Universidad de Oxford 250 millones de personas se verán obligadas a refugiarse en el 2050 por razones del cambio climático; por cierto este éxodo ya inició.

A lo que me refiero es que la problemática estriba en el cambio de actitud hacia el planeta, en pocas palabras se trata de cambios de hábitos conductuales profundos que debemos asumir.



Pero no se lograrán si no hay una actitud decidida y “desinteresada” en el aspecto material a corto plazo. Es decir, tenemos que volver a nacer para revertir el cambio climático para que tengamos una actitud diferente; pero esa solución me lleva a comprender que es imposible, es como levitar en la realidad y quedarse hablando en el limbo de lo utópico. Por lo tanto concluyo que el desafío radica en la conciencia de las nuevas generaciones, pues la gente adulta es casi imposible de transformar, como los mismos cambios climáticos que tenemos frente a nosotros.

Después de pasar más de un año investigando y trabajando al respecto sobre esta problemática les comparto las siguientes posibles soluciones que tenemos como sociedad universal para revertir el futuro holocausto que tenemos por venir:

Uno: el cambio de actitud y conducta de las nuevas generaciones es nuestra primera línea de defensa.

Dos: No podemos respetar a la madre tierra si no nos respetamos entre sí, por lo tanto la sobrevivencia como especie humana depende del humanismo universal, es decir, el principal motor de la producción y el desarrollo es la gente, no el dinero o los millones acumulados en los bancos (los cuales son importantes pero no determinantes para perpetuar la especie humana).

Tres: No podemos hablar de un orden ambiental o ecológico sino entendemos el equilibrio universal, eso incluye equiparar a la mujer y al hombre en igualdad, pues el futuro de la naturaleza como tal significa recuperar esa ponderación entre macho y hembra, entre femenina y masculino. No podríamos entonces hablar de desarrollo sino dejamos de ser una sociedad machista (no solo las latinoamericanas que bien conocemos, sino, todas en general). Machistas las iglesias y los cultos, machista el lenguaje y la Real Academia Española, machista la inmaculada creencia que todo lo que hacemos está bien y que debemos conservar los valores, esos mismos que nos llevan en un camino silencioso al holocausto.

Cuatro: el problema del cambio climático va más allá de las ideologías de izquierda o derecha. Solo la juventud podría entender este punto, pues son quienes pueden romper los paradigmas que la politiquería establece en el  discurso del panfleto universal que todos conocemos.

Las petroleras son poderosas, amasan billones de recursos e intereses a fin de mantener lo que se ha determinado como “correcto”, ya que de eso viven; por lo tanto, la clase política que necesita un constante recurso para su márquetin es incapaz de mantenerse a favor de las necesidades de sus electores, al menos que los votantes les exijamos en forma directa y tajante que representen nuestros intereses.

Cinco: solo el conocimiento podría llevarnos a ver lo que la realidad nos habla en forma clara. Para eso debemos de culturizarnos en forma universal: en historia, en antropología, en arte, en filosofía y en las ciencias en general, pues este último punto es el anticuerpo contra la demagogia de los líderes y lideresas que nos hablan en el día a día, o bien, de noche en noche, ocultándonos el sol con un dedo y creando distractores para que la gente de la llanura se entretenga con sus torpes escaramuzas entre sí, mientras juegan como tahúres su partida de conveniencia.





15/4/17

De la pluma a la acción

De la pluma a la acción

Si existen en el país empresas que entorpecen el desarrollo de la democracia son sin duda los medios de comunicación. Se supone que su rol social es promoverla, pero no es así, juegan en contra de los intereses de las mayorías.

Dentro de las instituciones garantes de la democracia los medios de comunicación cumplen un papel importante gracias al manejo profesional y oportuno de la información, porque son defensores de “la verdad”; sin embargo, un país es de tercer mundo en gran medida porque ellos hacen un papel nefasto e indigno dentro del concierto social.

Claro que no vamos a echar en el mismo cesto a todos por igual. Llamemos entonces a las cosas por su nombre, El Diario de Hoy, la Tele Corporación Salvadoreña TCS, La Prensa Gráfica, el Diario El Mundo, son los principales enemigos de los salvadoreños y de su desarrollo democrático, luego hay una serie de radios que se les acoplan, y por supuesto un puñado de lacayos incondicionales, incluyendo al Grupo Megavisión, todos estos actores son suficientes para echarle la vaca gorda a un gremio que no está organizado (los periodistas), al menos, a la altura de las necesidades; la autocensura entra entonces a la escena.


El problema es complejo pero hay que aclararlo de una vez por todas, así que lo vamos a hacer por partes.

Primero, tenemos que marcar una diferencia entre medios de comunicación y comunicadores, llámese periodistas. Estos últimos en medio de un fuego cruzado entre un público que exige la verdad y los empresarios que se creen dueños de la verdad, siendo un error ético, ya que no se debe confundir el discurso de libre expresión con lo que en realidad hacen.

Veamos entonces, ¿qué es lo que hacen? Estos dueños de los medios de comunicación antes mencionados se adueñan de la información como si fuera de ellos y la usan como si fuera su finca, haciéndolo de forma perversa y anti-profesional, tergiversan la verdad o dicen verdades a medias, hacen lo que quieren con la “agenda” (esto quiere decir: que cubren las noticias que les convienen, y ni siquiera mencionan acontecimientos para no lesionar sus intereses).

Es obvio que defienden a grupos de poder y no se deben a la gente como pregonan; además, tratan a los periodistas como simples fichas de damas chinas. Si alguien les quiere parar el carro se escudan en su discurso famoso de “la libre expresión” y tildan a su detractor de comunista-marxista-chavista, conceptos que ellos mismos han fabricado para desacreditar a la verdad misma.

Lo que ahora los dueños de medios se dieron cuenta es que a Juan Pueblo no le dan atol con el dedo, y las alternativas comunicativas no son las mismas de hace 8 o 15 años atrás, el monopolio de “la verdad” ya no les pertenece.

Un Ejemplo

¿Dónde están las hordas comunistas que se apropiarían de las casas en las colonias Escalón y San Benito?, como decían afanosos hace 10 años los sendos titulares de periódicos y noticiarios de radio y televisión, ¿A dónde está la venta de nuestra patria a Rusia, Venezuela y Cuba?, como vaticinaban los editoriales de los concienzudos líderes de opinión de los tres rotativos, ¿acaso Estados Unidos ha anunciado el cese del TPS para desproteger a los salvadoreños de su estatus migratorio?, podemos seguir contando, sería una retahíla de disparates de los cuales aun nos acordamos los que tenemos memoria. El hecho de que las mentiras se hayan quedado en el olvido no les quita lo fariseos que son.

Todos los tratamientos anti-éticos de la información han salido a la luz, han sido desenmascarados los lobos con pieles de cordero. La gente no les cree más. Tanto que ARENA y la derecha es percibida de la misma forma de hace 10 años, perdiendo ambas elecciones presidenciales (2009 y 2014); en la actualidad a pesar del desgaste y mala gestión del actual gobierno de izquierda aun las encuestas no les dan la ventaja en las urnas.

Es una lástima que el partido de izquierda, ahora en el poder, se haya convertido en el “2.0” de sus anteriores, haciendo el mismo manejo de medios y amordazando “la verdad” como bien practicaron a quienes tanto criticaron.

La información y la verdad es un bien público el cual no le pertenece al partido de gobierno, tampoco al dueño del medio de comunicación, mucho menos a un grupito de sabiondos con pisto. La información es necesaria para desarrollarnos, durante mayor calidad tengamos de ella así será la velocidad y la calidad con la que nos desarrollemos.

La democracia es un sistema de reglas, por así decirse, en el cual el mundo civilizado se basa, y la información oportuna y veraz es, sin duda, uno de los elementos más importantes para que todo este andamiaje funcione. Eso nos garantiza una paz duradera, desarrollo asegurado.

Por eso es importante que se tomen cartas en el asunto, es vital para nuestra democracia y desarrollo que exista una garantía y control de las mentiras de los medios de comunicación. A cada periodo electoral que vivimos hay un verdadero terrorismo mediático, y es por eso que es necesario que los mas lesionados de todo esto debamos de levantar cabeza.

Sí, me refiero a los periodistas, a quienes se les obliga ejercer una agenda noticiosa demagoga, a vivir con zozobra por saber que si se les pasa la mano con “la verdad” cualquier momento les van a decir que están despedidos.

Debemos de dejar ya los foros y las mesas redondas, donde denunciamos la situación, se oyen bonitas las ponencias sin duda, pero hay que pasar a la acción de una vez por todas y la oportunidad la tenemos servida en la mesa.

Por eso pido en forma explícita a la Asociación de Periodistas de El Salvador APES, en nombre del pueblo salvadoreño que se merece mejores niveles de información por su valentía y ganas de querer vivir en paz, y en nombre muchos periodistas para que se emita una iniciativa de ley para la sindicalización obligatoria de los medios, para que exista una junta de vigilancia de periodistas, para que ya no hayan más caporales en las empresas periodísticas, para que ya no se den excesos de mala praxis, para que el discurso de la libre expresión no tenga doble moral.

Si la APES no se siente a la altura de semejante compromiso deberían de desaparecer, o bien refundarse, pues es mejor que dejen actuar a quienes tengan el coraje de querer hacer algo diferente.

Después de todo no existe ningún país desarrollado en la faz del planeta en el cual sus medios de comunicación no estén sindicalizados, por lo tanto no es cosa del otro mundo lo que pretendemos. Estas son las instituciones que necesitamos para evolucionar como sociedad, que garanticen una libre expresión de verdad y catalicen el buen desarrollo del país.



17/3/17

Los orígenes del pueblo Maya

Entrevista interactiva a Rolando Vela investigador salvadoreño que ofrece un punto de vista diferente al tradicional sobre el origen de los mayas.

Una de esas noche mientras investigaba en línea sobre nuestra identidad y complementaba algunos apuntes, llegué al blog de Rolando Vela (Actitud Indígena – Historia de los Pueblos de Mesoamérica) y leyendo datos curiosos que el autor devela me topo con un libro que estaba en línea, el cual invito a leer: “El Salvador, el Popol Vuh y el Origen de las Culturas de Mesoamérica”.

El libro es una tesis donde Rolando sostiene  una interpretación muy particular e innovadora del “Popol Vuh” (las antiguas historias del génesis Maya); ahí nos habla él de una teoría de los anales del mítico pueblo mesoamericano, la cual afirma que es en el territorio salvadoreño. A un principio vi polémicas las afirmaciones que hace el autor, pero en la medida que me fui adentrando en la lectura descubrí, poco a poco, que los referentes que se presentan son serios y dignos de considerar. 

Después de todo hace 400 años un obispo español asignado al territorio de Yucatán llamado: Diego de Landa, quemó casi todos los códices mayas que existían y se dedicó en su torpe mente a perseguir a muerte a todas las personas que sabían escribir maya, la única escritura de la América precolombina.

En la actualidad la escritura maya aun no ha sido descifrada al cien por ciento pero se sabe que posee una estructura gramatical tan compleja como los idiomas occidentales. Por lo tanto, al estar cercenados de parte importante de la identidad, nos quedamos después de todo en el limbo de la especulación cultural; sin embargo, este tipo de estudios que realiza Rolando Vela y otros académicos son dignos de atención.

Rolando es un investigador independiente que se esfuerza en la búsqueda de eso que tanto nos hace falta: La identidad cultural. La cual es de gran importancia para el sentido de pertenencia, y fundamental para corregir los patrones conductuales de violencia que tanto nos hacen daño.

Les comparto entonces una entrevista interactiva que le hicimos a él en el cantón de San Antonio Abad en la ciudad de San Salvador, ese mismo sitio cuna de las cofradías y danzas de “los historiantes”. (Haga clic sobre el cuadro del vídeo para escuchar la respuesta).

Pregunta: Usted es ingeniero en sistemas, ¿por qué la inquietud de investigar temas de historia y antropología?


 Pregunta: En su investigación hace referencia al origen de la palabra “guanaco”, ¿podría ampliarnos este detalle?


Pregunta: ¿Existe algún tipo de estudio genético que fundamente su tesis?


Pregunta: En su tesis dice que el origen del pueblo maya es oriental, en específico de Taiwán, basándose en relaciones lingüísticas ¿Explíquenos esto?


Pregunta: Sobre eso mismo, ¿puede hablarnos de las rocas alineadas con las que se cree que estos pueblos neolíticos forjaban sus embarcaciones?


Pregunta: ¿Nos podría hablar un poco de su método de investigación y citar algunas fuentes de su tesis?


Pregunta: Las teorías que expone del génesis del pueblo maya tienen detractores ¿qué diría usted al respecto?



Pregunta: ¿Quisiera agregar una reflexión final a esta entrevista?








http://maxherrador.com/







1/3/17

Somos malos, somos buenos…

Somos malos, somos buenos…

En esta congoja que vivimos, en esta incertidumbre migratoria, en un Estado casi fallido, en medio de la inseguridad donde el emprendedor duda en dar un paso a delante por el temor a ser extorsionado. Al ver cómo la polución contamina el futuro y la sobrevivencia nos deshumaniza a todas las personas por igual en una insalubridad mental.

Les comparto un fragmento, prosa verso quizá, o simple sean palabras etéreas con referente pragmático u otros podrán catalogar también como metafórico. Lo que sí les puedo afirmar es que si buscamos en el fondo de nosotros mismos encontraremos esa llave que nos abre la puerta del progreso, el desarrollo y la paz duradera.

Somos malos, somos buenos pero al final llegamos a donde terminan y empiezan los caminos; a la bifurcación múltiple de las melgas, de los senderos, estamos entonces en los encuentros de las rutas y las distancias, en ese punto vórtice donde lo que empieza mal termina mal, en donde lo que empieza bien termina con una muerte en paz. Es ahí entonces la prueba donde se templa el filo del buen acero cortando de un tajo el espacio exacto donde quepa cada palabra con razón y significado justo para solucionar de una vez por todas el ciclo de la incertidumbre que todos llevamos a cuestas; de no saber la verdad desconociendo la historia, escudándonos en artilugios legales y armisticios para eludir la justicia terrenal y divina. Todo para llegar ahí, justo ahí, al sitio donde debemos decidir si perdonamos o no, si hablamos con la verdad o con la mentira, si elegimos al Salvador o mandamos a crucificar a Barrabas, si seguimos adelante o nos quedamos inclementes a esperar lo que nunca sucederá; contemplando la ruta del progreso, la del trabajo mutuo, la de la paz; atrapados en un “dèjávu” macabro, tomando en una copa de cristal en vez de vino, sangre coagulada y granate, espesa y viscosa, amarga y veteada.

(Fragmento de la novela Ojo de Venado)





http://maxherrador.com/


http://maxherrador.com/estructura-narrativa-ajillo/

22/2/17

Quisiera ver preso a Joaquín Villalobos

Quisiera ver preso a Joaquín Villalobos

Sé que se oye fuerte este título pero por honor a la justicia me gustaría ver tras las rejas a este señor. No por ser apátrida, no por aprovecharse de tanta gente que le dio su confianza en el departamento de Morazán durante la guerra, pero sí me gustaría ver cómo responde ante un tribunal por el asesinato de nuestro poeta y literato Roque Dalton.

No me interesa si se cambió de bando, no me interesan sus principios o su ideología, ni lo que escribe; sé que tiene buena pluma, bien por él. Es más, hasta lo felicito por saber defender sus ideas tan arrecho, todos tenemos derecho a ser tal cual queramos, cómo pensar y cómo conducirnos, al ex comandante no le cuestiono como asumió el proceso de post guerra; aun cuando no esté de acuerdo con él, se le respeta. Lo que me parece inaceptable es su cobardía ante el caso Dalton.

Incluso, una tarde hablando con Juan José (hijo del poeta), me afirmó que a nivel público Villalobos ha aceptado su autoría a través de diferentes entrevistas que le han realizado. Desde 1975 han pasado 41 años del magnicidio de Roque Dalton, y a estas alturas aun no se conoce la verdad, aun no ha sido juzgado Villalobos, gracias a artilugios jurídicos amorales.

A la familia Dalton le responden diciéndole que es un caso prescrito, que no es de lesa humanidad este homicidio, que el documento “De la Locura a la Esperanza” de la Comisión de la Verdad (de la ONU) no lo abordó porque no fue durante los años de la guerra abierta, en los 80. Ha llegado tanto el cinismo institucional que ni los mismos gobiernos de izquierda levantan polvo por este caso.

Por eso me gustaría saber qué explicación da ante un Juez Joaquín Villalobos, para conocer la verdad de la muerte de Roque y poder tener un lugar donde mostrar mis respetos a sus restos, es tan cobarde este señor (y otros fulanos que andan por ahí) que ni siquiera quieren decir dónde está su cuerpo. Villalobos es tan falso como la institucionalidad con que se escuda para ocultar la verdad.

No quiero una explicación en medios de comunicación, tampoco a través de un libro como dice Jorge Meléndez que lo hará (otro de los involucrados en este caso), y mucho menos quiero explicaciones de terceros; lo justo es que Villalobos comparezca ante un tribunal, con un juez, con un jurado, y por supuesto que tenga defensa y que comparezcan de igual forma los ofendidos. Por cierto, deberíamos aprovechar que el ex comandante aun está vivito y coleando, y promovamos la justicia, nacional e internacional.

El caso Dalton no solo compete a la familia Dalton. él nos deja a los salvadoreños y al mundo un legado literario, académico, político, de mucha calidad; por lo tanto su memoria es un patrimonio cultural de la humanidad. Su obra nos obliga a esforzarnos para conocer la verdad de los acontecimientos que giraron alrededor de su muerte, y a saber de igual forma dónde están sus restos.

Es inaceptable que las instituciones salvadoreñas se nieguen a tomar cartas en el asunto, y a la vez fomentar en vano su memoria asumiendo demencia ante el principio del derecho humano universal: conocer la verdad, e impedir que la familia Dalton y la gente en general pueda tener un lugar donde mostrar los respetos a Roque.

Los chilenos pueden ir a la tumba de Neruda, los colombianos tienen un lugar donde rendir tributo espiritual al Gabo, los cubanos de igual forma a Martí, los estadounidenses a Poe, los españoles a Cervantes, y así cada pueblo con su referente literario; pero no lo puedo hacer yo, tampoco la familia Dalton. Joaquín Villalobos y otros sí saben dónde están los restos de Roque y no lo quieren decir aun gozando de sus facultades, por esa razón precisa me gustaría verlos presos, por evasores de la verdad y la justicia.


Imagen cortesía de Otto Meza

 PD: Ojala le hagan llegar este escrito al ex comandante para que sepa de antemano que si acaso decide llevarse este secreto a la tumba, se asegure mejor que su osamenta también sea en un sitio escondido, pues de seguro muchos querrán llegar a defecar a ese lugar a su memoria, no por apátrida o traidor, pero sí por cobarde e irrespetuoso a la humanidad, por secuestrar y cercenar a la salvadoreñidad una parte de su identidad.



http://maxherrador.com/


http://maxherrador.com/estructura-narrativa-ajillo/

28/1/17

El muro

El muro

El muro, la pared, la gran muralla, la línea, la cortina de hierro; ya sea de Berlín, de China, de Adriano, o de Stalin; todas ellas a lo largo de la historia cayeron, y además, su edificación marcó el inicio del declive de un imperio.

Espero que no sea el caso del muro de Trump, porque el repecho de EEUU no es un chiste, tampoco es algo para regocijarse o vanagloriarse. Un muro no solo es una pared, es un símbolo que marca la “protección” o segregación de un lado a otro.

Los chinos construyeron “la gran muralla” para evitar que cruzaran los mongoles pero Gengis Kan la flanqueó y los invadió. El emperador romano Adriano también dividió a la isla de la Britania de sur a norte e hizo su muralla, pero con los años fue abandonada por las mismas tropas imperiales y al final los “barbaros pictos” la cruzaron. Stalín y la Unión Soviética en otro triste pasaje de la historia intentó aislar al mundo socialista del eje capitalista a través de la cortina de hierro y el muro de Berlín durante la guerra fría; craso error político, que toda persona sabe en qué terminó el asunto.


Ahora el aprendiz de dictador Donald Trump entra a la historia con su decisión de hacer un muro a lo largo de la frontera mexicano-estadounidense. Un muro que mediría 3 mil 100 kilómetros de largo y costaría, según analistas, un aproximado a 10 billones de dólares y se levantaría, más o menos, en 5 años.


Así como dicen: detrás de una gran mujer hay un gran hombre, o viceversa; de igual forma podríamos afirmar: detrás de un gran muro hay un gran dictador, o emperador. Veamos entonces qué sucederá en los próximos meses: uno, si los mismos estadounidenses se lo permiten, refriéndome al pueblo que se auto-glorifica de tener una democracia sólida y una sociedad cosmopolita; o dos, será nada más el principio del fin de un siglo de hegemonía mundial de la América anglosajona.


http://maxherrador.com/


http://maxherrador.com/estructura-narrativa-ajillo/