13/3/18

Carta a Don Gerson Martínez

Carta a Don Gerson Martínez

Estimado es un gusto saludarlo. Al ver y escuchar su último mensaje en redes sociales decidí hacer una carta a cada aspirante presidencial, usted es el primero a quien me dirijo.

El mensaje de la ciudadanía en las pasadas elecciones es contundente, las votaciones dan un resultado claro dirigido al FMLN nada mas, los demás institutos políticos no reflejan una marcada tendencia descendente, sólo la izquierda está desencantada con su partido y ya.

Todos sabemos que su gestión en el Ministerio de Obras Públicas (MOP) fue buena. Hasta sus acérrimos contendientes aceptan que su cartera de Estado fue transparente y abierta. Es más, yo mismo como periodista cubrí eventos donde invitaban al MOP a ponencias y foros ciudadanos; por muy vecinales y comunitarias que fuesen usted se daba la tarea de ir en persona, y no enviaba a algún representante.

Cualquier otro ministro al ver que el evento no aglutinaba a los grandes medios de televisión o rotativos, no hubieran ido. Sé que tienen equipos de avanzada que evalúan el evento y si hay cámaras con amplia cobertura mediática llegan, sino, solo va un representante si acaso. Usted no es así, puedo dar fe que cuando se le entregaba un reconocimiento, por grande o modesto que fuese, prefería que lo recibieran los trabajadores que habían ejecutado la obra o proyecto.

Me imagino que no está en una posición fácil, usted quiere ser presidente y estos últimos resultados electorales ponen a cualquier candidatura de izquierda entre la espada y la pared. He escuchado no solo de su persona sino de muchos dirigentes del FMLN, incluyendo a la cúpula partidaria, la palabra “humildad”, y veo que se lo toma a pecho, pues la locación (el set donde le han grabado) a diferencia de los anteriores es más modesto, pero los salvadoreños no somos tontos y del dicho al hecho hay trecho.


Sabemos que el éxito o no de su partido dependerá de lo que hagan en estos siguientes 30 días, dependerá de la actitud de “la comandancia” y por su puesto de su discurso también, pero más de ellos que de usted, digo pues, porque esa gritolera con improperios que le agarró a su colega don Ramiro no ayuda mucho.

Parece ser que “la humildad” es clave en estos momentos, la cual entendemos como el reconocimiento explícito que no somos perfectos, los errores son un rasgo humano, eso significa como expresa en su video “nada es para siempre”, por lo tanto, hay una difícil contradicción que debe superar usted y su partido, la cual es: ¿Por qué no renuncian todos si tan humildes son?

Sin embargo, pensándolo bien la humildad no lo es todo, verá, de qué sirve que renuncien los señores de los anillos (coronas o argollas) si los nuevos que se sienten en el trono reproducirán más de lo mismo. ¿No será el esquema del partido lo que está mal?

Imagínese, el año pasado vi en televisión abierta a una señora diputada, no tan joven no tan abuela, justificar que la prestación especial del seguro médico privado para parlamentarios era necesaria porque la que utiliza el pueblo es deficiente y que los pacientes se mueren en el ISSS; la gente la vio, y sin duda, no se olvidaron de las palabras de “ella”.

De igual manera hace un mes salí a pasear en moto con mi hijo a la cordillera de El Bálsamo, y recorrí una de esas carreteras que su administración ejecutó (muy buena por cierto), y de presto cuando paré en uno de esos pueblitos a comprar una yuca frita con pepesca, vi a una candidata de su partido llegar en su “camionetota” polarizada de diputada a una casa municipal de campaña, ondeaba sobre el techo una bandera rota (era un local modesto, más bien derruido) supongo que llegó a reunirse con su militancia, por supuesto no sé de lo que hablaron, pero lo que sí vi es que al salir del “carrazo” la muchachona llevaba un súper combo de una de esas hamburguesas famosas con bebida extra grande; créame ese tipo de contraste no se ven bien, influyen en forma negativa a la imagen, en la opinión pública, pero sobre todo en la moral de sus mismas filas.

Estas trivialidades las menciono para que vea que la gente de la llanura se fija en detalles y no los olvida, el resultado de las últimas elecciones es el cumulo de miles y miles de detalles; sin contar todas esas imágenes faraónicas de mal gusto que los representantes de los pobres exponen a luz pública.

También le cuento que fui a un evento a finales del año pasado en Sonsonate donde once comunidades invitaron a los candidatos a diputados de ese departamento a un foro para exponer su problemática hídrica. ¿Adivine? Ninguno llegó. Será quizá la razón de que perdieron tantos curules. No sé, habría que reflexionar.

Eso me recuerda a otra frase que escuché entre tanto mea culpa y golpe de pecho: “reflexión profunda”, y eso sí no lo termino de entender, porque precisamente estoy leyendo en estos días el “Lineamiento para el Trabajo del Partido”, dicho documento como sabrá es producto pleno del “Primer Congreso del FMLN” realizado en noviembre de 2015; y lo que he podido leer hasta el momento es que mencionan con “profundidad” todo lo que en pinceladas usted dice y otros dirigentes también, por lo tanto, no sé porqué hasta ahora están de reflexivos si su misma militancia se los habían dicho tres años atrás.

Bueno, para ser una carta ya me pasé de la cuenta así que me despido, cuando termine de leer el asunto antes mencionado lo invito a que tomemos un café en la “U”, a ver si platicamos. Le deseo éxitos en sus aspiraciones y de paso se le respeta, después de todo si yo fuera ex ministro estaría en el Puerto de La Libertad comiendo un coctel de conchas con una cerveza bien helada, sintiendo la brisa marina y respirando aire puro junto a la señora amada; en vez de querer ser presidente y meterme en semejante berenjenal donde usted quiere estar. Pero bueno, cada quien en lo suyo.
Saludos.


Lea También:
CARTA A DON JAVIER SIMAN


No hay comentarios:

Publicar un comentario