1/3/17

Somos malos, somos buenos…

Somos malos, somos buenos…

En esta congoja que vivimos, en esta incertidumbre migratoria, en un Estado casi fallido, en medio de la inseguridad donde el emprendedor duda en dar un paso a delante por el temor a ser extorsionado. Al ver cómo la polución contamina el futuro y la sobrevivencia nos deshumaniza a todas las personas por igual en una insalubridad mental.

Les comparto un fragmento, prosa verso quizá, o simple sean palabras etéreas con referente pragmático u otros podrán catalogar también como metafórico. Lo que sí les puedo afirmar es que si buscamos en el fondo de nosotros mismos encontraremos esa llave que nos abre la puerta del progreso, el desarrollo y la paz duradera.

Somos malos, somos buenos pero al final llegamos a donde terminan y empiezan los caminos; a la bifurcación múltiple de las melgas, de los senderos, estamos entonces en los encuentros de las rutas y las distancias, en ese punto vórtice donde lo que empieza mal termina mal, en donde lo que empieza bien termina con una muerte en paz. Es ahí entonces la prueba donde se templa el filo del buen acero cortando de un tajo el espacio exacto donde quepa cada palabra con razón y significado justo para solucionar de una vez por todas el ciclo de la incertidumbre que todos llevamos a cuestas; de no saber la verdad desconociendo la historia, escudándonos en artilugios legales y armisticios para eludir la justicia terrenal y divina. Todo para llegar ahí, justo ahí, al sitio donde debemos decidir si perdonamos o no, si hablamos con la verdad o con la mentira, si elegimos al Salvador o mandamos a crucificar a Barrabas, si seguimos adelante o nos quedamos inclementes a esperar lo que nunca sucederá; contemplando la ruta del progreso, la del trabajo mutuo, la de la paz; atrapados en un “dèjávu” macabro, tomando en una copa de cristal en vez de vino, sangre coagulada y granate, espesa y viscosa, amarga y veteada.

(Fragmento de la novela Ojo de Venado)





http://maxherrador.com/


http://maxherrador.com/estructura-narrativa-ajillo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada