20/3/21

La cultura de la violencia contra la mujer

La cultura de la violencia contra la mujer

Por razones del destino hace 30 años viví y estudié en Canadá, fui a finales de la guerra civil salvadoreña. Tenía 18 años, parecía un especie de animalito que había crecido y sobrevivido en el agreste San Salvador de los ochenta.

Imagínense… si en la actualidad somos machistas ¿Cómo eran las cosas hace tres décadas atrás acá en el trópico? Era común que las madres sacaran a los niños de la cocina y los padres los llevaban en su adolescencia al burdel.

No obstante cuando arribé a Toronto lo primero que hizo el gobierno huésped fue darme un curso intensivo de adaptación. Ahí fue que escuché por primera vez de leyes que protegían a las mujeres contra la violencia de género.

Me explicaron que la violencia se traducía en abuso físico y psicológico, el acoso sexual era penado y me dijeron que cosas como sacarle la lengua a una mujer era motivo para ir a la cárcel, o si alguien escuchaba o veía un abuso de género estaba obligado a denunciarlo, de lo contrario uno caería en delito.

Yo me decía a mí mismo, la mitad de mis amigos y vecinos estarían presos si estas leyes las aplicaran en El Salvador.

Pasaron tres años y me gradué, aprendí un poco de inglés y regresé, no obstante experimenté vivir en un país donde las leyes contra la violencia a la mujer son estrictas y se cumplen con severidad.

De vuelta en San Salvador veía con molestia que las cosas no cambiaban al respecto, la mujeres continuaban siendo manoseadas en los autobuses, el vecino golpeaba a su esposa y la gente decía: “entre casados que nadie meta su mano”; seguía siendo normal que los profesores en la universidad acosaran a mis compañeras, y a ellas las veía llorar impotentes.

Aun en los 90 la publicidad era machista hasta el cuerno, pero el movimiento feminista comenzaba a tomar fuerza, y poco a poco se visibilizó el rol protagónico de las mujeres en la sociedad.

No me cabe duda que hay figuras que ayudaron, podría hacer una lista interminable de señoras a mencionar, pero se me alargaría el artículo más de la cuenta.

Con los años se promulgó la ley de igualdad, equidad y erradicación de la discriminación contra las mujeres, también se decretaron tribunales especiales para tratar estas leyes.

El otro día comiendo “choris” frente a la UES vi a unos policías diciéndoles leperadas a las estudiantes que iban saliendo del campus, al instante les dije que no deberían hacer eso y menos ellos que eran agentes de la ley, se me acercó uno, de baja estatura y algo regordete, diciéndome en voz tenue que me ocupara de mis asuntos mientas sobaba suave la cacha de la escuadra con su dedo pulgar derecho.

La semana pasada a partir de los acontecimientos del youtuber Roberto Silva y de Ulises Perla el militante de ARENA, quienes en diferentes escenas mediáticas acosaban a mujeres, una ex candidata y otra periodista, me di el tiempo para leer la ley contra la violencia hacia la mujer, aprobada en diciembre del año 2010.

LEY ESPECIAL INTEGRAL PARA UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA PARA LAS MUJERES (lea la ley desde el sitio de la Asamblea Legislativa)

Al hojearla inevitable recordé que hace 30 años viví en un lugar donde la gente respetaba este tipo de legislación y se cumplía al pie de la letra porque había castigos severos.

A lo que continué diciéndome en voz baja: “Han pasado 30 años y hasta ahora sé que hay una ley coherente que evite el acoso vulgar que veo día a día en la calle, para que metan preso a tanto acosador y machista violento… para que encarcelen y destituyan por ejemplo a la jueza que le dijo a la periodista que tolere el acoso porque ella debería de estar acostumbrada a eso”.

Por desgracia aún falta tiempo para que nos eduquemos y que la ley deje de ser letra muerta, por desgracia cuando por casualidad regreso a la universidad aun veo impunes a ese par de crápulas de profesores que se aprovechaban de su autoridad para intentar intimar con las estudiantes, si ustedes los vieran aún se pasean por el campus con normalidad como académicos decentes, desgraciados deberían estar en el penal de Mariona guardados, lástima que la ley no es retroactiva.

Acá les comparto algunos incisos y artículos que me llamaron la atención de la ley y que perfectamente podrían ser aplicables a la jueza séptimo de paz de San Salvador, al youtuber Roberto Silva o al arenero Ulises Perla.


ARTICULO ANTERIOR ¿QUé ES EL PERIODISMO?


17/3/21

¿Qué es el periodismo?

¿Qué es el periodismo?

Observé el caso del señor Roberto Silva, un youtuber que se caracteriza por exponer a políticos que están en contra de la figura de Nayib Bukele, y que actualmente está privado de libertad.

Por lo general no gasto tinta ni tiempo reflexionando sobre este tipo de coyunturas o chascarrillos, sin embargo, hubieron dos detalles que me llamaron la atención, uno es la devaluación cada vez más vertiginosa de nuestra profesión, el periodismo; y dos, es ver cómo el machismo es tan normal que no nos damos cuenta de los yerros de nuestra sociedad.

Mientras corría Roberto Silva con el celular en la mano haciendo preguntas inquisidoras a la ex candidata Daniela Genovéz, vociferaba de que él era periodista exigiéndole respuestas, todo eso dentro del hotel sede para el conteo de votos.

Luego vi otra escena en ese mismo hotel donde el señor Silva se encuadraba en primer plano mientras comentaba sobre otra ex candidata, Karina Sosa. Él hacía un especie de monologo describiendo con un vocabulario soez el físico de la señora Sosa. (Todos escucharon sus comentarios en redes sociales y no hay necesidad de evocar esa borrica escena).

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) al parecer les había facilitado credenciales de prensa a través de Radio Nacional a un grupo de youtubers de similares características (en pro del partido oficialista Nuevas Ideas), así fue como se colaron una serie de individuos con escasos conocimientos académicos y éticos del quehacer periodístico, para cubrir un evento serio como son los comicios electorales.

Entonces nos hacemos las preguntas: ¿Qué es un profesional del periodismo? ¿Un youtuber es un periodista? ¿Estos youtuber que se filtraron con credenciales de prensa son periodistas, paparazis o troles? ¿Por qué Radio Nacional que se ha caracterizado por décadas de ser un medio serio se presta para acreditar a esa gente?

No obstante no se necesita ser un periodista para informar, porque la constitución consagra la libre expresión, por lo tanto, un youtuber está en su pleno derecho de decir lo que quiera, eso sí, como todo derecho sus facultades llegan hasta donde no vulnere a otra persona.

Pero volviendo al punto de ¿qué es el periodismo?, les voy a contar acá entre nos… ni siquiera los mismos periodistas saben conceptualizar qué es en realidad la profesión, la Asociación de Periodistas de El Salvados, APES, en sus estatutos define al periodismo en mera ambigüedad. Acá abajo se los comparto.

Es decir, ¿Acaso un fotógrafo de bodas quien llegó de casualidad a tomar fotos para un periódico es ahora un periodista?, o ¿un disc-jockey que llegó a una radio a poner “la macarena” y debido a que un día se ausentó el presentador de noticias ahora es periodista porque a él le tocó ser locutor de ahí en adelante?

El problema es que muchos que dicen ser periodistas por estar en medios de comunicación, no saben qué es la semiótica y mucho menos que esta es una ciencia. En el mejor de los casos tenemos entrevistadores abogados u odontólogos que se autodenominan periodistas, y en lo peor, conserjes que de quinto grado pasaron a ser “profesionales de la comunicación”.

Así hay entonces muchos periodistas que no saben distinguir entre un “tubo” de tubería, de un “tuvo” de que tuviesen que haber estudiado sintaxis y ortografía.

Y no es la ironía de quemarse las pestañas para saber distinguir cuando usar una consonante labial o labiodental, el asunto es que en la universidad nos enseñan protocolos de reporteo cuando uno cubre eventos como los electorales, o bien, como no exaltar el odio al tratar la información política o deportiva.

En otras palabras señoras y señores directivos de la APES empiecen ustedes redefiniendo qué es periodismo en los estatutos, para ser más selectivos en la profesión, porque así como se cuelan fulanos que dicen ser periodistas a coberturas serias, de esa misma manera se filtran a nuestra asociación P-R-O-F-E-S-I-O-N-A-L mucha gente que no lo es.  

En cuanto a la temática del respeto social hacia las mujeres, mejor lo dejamos para el siguiente artículo porque en éste ya me pasé de las 500 palabras y el profesor Cubías aun me regaña porque mucho escribo.

LA CULTURA DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER

maxherrador.com

6/3/21

Análisis post electoral El Salvador, 2021

Análisis post electoral, 2021

Al igual que las elecciones de 2019 cuando fue electo presidente Nayib Bukele los números le fueron contundentes en las urnas. Al igual que los comicios pasados el ahora primer mandatario rompió el silencio político que estipula la ley para alentar el voto a su favor y de la misma manera como sucedió hace dos años la gente votó por escazas o nulas propuestas e ideas.

El motivo del voto masivo a favor de la imagen del presidente, más allá de cualquier fanatismo, fue para no seguir viendo en la cosa pública a una serie de figuras patibularias que llegaron a hartar a la población en general.

Si la estupidez y la insensatez juntas tuvieran un nombre se llamaría (cúpulas de los) partidos ARENA, FMLN, PDC, PCN; pero se escribiría dicha palabra con “J” para la comandancia del otrora FMLN.

La clase política tradicional tuvo su primer llamado de atención hace tres años al ver los resultados de las elecciones de 2018. Los líderes de los cuatro partidos mencionados no los interpretaron de una forma inteligente, ARENA creyó que había ganado, el FMLN sintió que necesitaba una reflexión y ya, y el PCN y PDC ni siquiera asumieron su posible intrascendencia política.

Para el año siguiente en los comicios presidenciales de 2019 el establisment cuscatleco recibió otra advertencia para que entrara en razón, pero la megalomanía de las cúpulas partidarias cegó cualquier visión de lo que sucedería en su futuro cercano.

Leyendo y escuchando a los sesudos analistas políticos de los medios de comunicación tradicionales me doy cuenta que todavía no terminan de entender lo que ha sucedido, la insensatez llega a tal punto que le echan la culpa a las masas incultas porque el poder ha dejado de estar equilibrado y ya no habrán contrapesos.

Pero si se tratara de buscar culpables la verdadera responsabilidad es la misma oposición torpe, ante un Nayib Bukele que es, por creces, más inteligente y estratega.

Ahora lo que ha sucedido es que el pueblo salvadoreño le ha dado un cheque en blanco al presidente, un pueblo arrinconado por una clase política perversa, coimera y poco ilustrada.

Si el clan Bukele no resuelve los temas básicos como la estafa que sufrimos con la pensiones, los intereses voraces de la banca privada que asfixia a las PYMES, sino pone freno a la descarada y tradicional evasión fiscal de las grandes empresas, o si el GOES continúa en la corruptela de siempre.

En fin, si la gente sigue optando por emigrar en vez de vivir en el país, si continuamos siendo un narco-estado y, si no se desmantela la amenaza de las pandillas; entonces que ni dude el presidente que a la vuelta de tres años tendrá un pueblo que le gritará en público así como se le vociferaba a los que van para afuera: “HEY NAYIB… DEVOLVENOS LA ESPERANZA”.

maxherrador.com

28/2/21

El montañismo un deporte noble

El montañismo un deporte noble

Hay deportes de todo tipo, cuando llevé la cátedra de periodismo deportivo en la universidad el profesor nos explicaba que la rivalidad es uno de los recursos comunicativos para generar audiencias. Yo levanté la mano cuando oí eso y le dije que había un deporte sin rivales, él se rió y me retó a que se lo dijera, le conteste: “el montañismo”; al escucharme él se rió aun más, diciéndome: “por eso es que el montañismo nunca figura en una primera plana”.

El concepto clásico de deporte nos dice que la práctica de estos es integral a la cultura de los pueblos, el cuerpo humano y del acervo individual.

En la actualidad la práctica contemporánea del deporte nos lleva a la confrontación pasional entre equipos o personas, pero si reflexionamos en los anales del concepto nos damos cuenta que no hay necesidad alguna de envilecernos con el afán de querer ganar la partida o la medalla.

En el montañismo de nada sirve conquistar una cumbre si alguno del grupo no llega, lejos de eso, si un miembro no logra la cumbre implica auxiliarlo, procurando que todos lleguen con bien.

Destreza, disciplina, fuerza, pericia, resistencia son atributos que todo deportista debe desarrollar, pero en el caso del montañismo debe de agregársele uno más: la nobleza.

Nobleza en respetar el medio ambiente y no ser elemento de contaminación de una montaña, nobleza en entender que todo el grupo que participa debe de llegar con bien. Por eso es común que entre montañistas se crean lazos fraternales casi indisolubles.

Por otro lado, cada montañista sabe que una montaña es un libro abierto de conocimientos, y por eso hay que esforzarse en saber leer tales datos, es decir, parte de la preparación profesional deportiva, además de ser física, es de carácter botánica, zoológica, climática, geológica, médica, filosófica, antropológica, histórica, matemática y logística.

En lo personal no fuera ni periodista ni escritor sino hubiera sido montañista. En largas introspecciones y en compenetraciones profundas con la naturaleza entendí de forma clara, que al mundo venimos a cosas más importantes que el simple hecho de acumular bienes materiales, aprendí que la vida es vida si nos enrumbamos a una muerte en paz.

Jean Jacques Rousseau en su libro educativo “El Emilio” hace repetidas referencias a la práctica de ascender montañas como terapia didáctica, al igual otros textos de instrucción juvenil como “Hace Falta un Muchacho” de Arturo Cuyas Armengol; en fin, si fuera ministro de educación declarara el montañismo como deporte oficial para la juventud.

En conclusión, la vida no es una eterna rivalidad entre unos y otros, no siempre el ganador es el que vence a su rival, es más, no es necesaria la confrontación para ganar.

De seguro algunos encontraran estas palabras sin sentido, pero quienes hemos practicado tan noble deporte las entendemos a la perfección, a quienes de paso les dedico este corto escrito cerrando con la frase universal más conocida entre la hermandad montañera: “feliz cumbre”.

maxherrador.com

21/2/21

Análisis electoral, 2021

Análisis electoral 2021. El Salvador

Imagínense escribir un análisis electoral en El Salvador en medio de una pandemia sin recibir más de algún improperio por algún lector, teniendo en cuenta que los titulares son ahora la noticia completa para muchos.

La insalubridad mental resulta ser el común denominador en este proceso. Este es un país que le cuesta desmarcarse de un periodo de post guerra porque nunca se dieron las condiciones de una reconciliación nacional, es un país (al igual que muchos) donde el hartazgo de la población hacia la sociedad política llegó a un punto álgido, en paralelo a una pandemia que arrincona al ciudadano de a pie al distanciamiento social y a una precariedad económica.

Como me decía un doctor en salud mental con quien suelo platicar sobre estos temas: “Es una receta para una tormenta social perfecta que produce a gran escala: violencia, intolerancia y agresividad”.

Las redes sociales son el nuevo medio masivo de comunicación, pero tiene a diferencia de los tradicionales multi-direccionalidad en el mensaje, es decir, en su retro alimentación se convierten en verdaderos campos de batalla entre personas que se dejan manipular por una guerra política bien pensada, una guerra sucia con centros troles, sitios de periódicos en línea sin nombres ni apellidos , y por supuesto, una bandada de tontos útiles; juntos forman una oleada de mensajes de odio y atomización de la verdadera problemática que se vive.

Por desgracia tenemos líderes de opinión, columnistas, comunicadores, youtubers, influencers, que lo saben a la perfección y en forma perversa sacan rédito de eso.

De tal manera vemos a aspirantes a cargos legislativos y municipales con sus propias plataformas comunicativas donde destilan mensajes de confrontación con el mero objeto de ganar adeptos, o bien, tergiversan la información a sus anchas; vemos a youtubers que con tal de monetizar sus canales dan rienda suelta a un vocabulario soez y a conclusiones circenses.

Por desgracia el periodismo como tal y el gremio aun no terminan de entender cuál es su verdadero rol y son asfixiados por una marejada de insultos, los cuales en muchos casos tienen un motivo de ser.

En este ambiente donde el escenario político es agresivo e insalubre, las verdaderas propuestas de país salen sobrando, y los rostros nuevos de pensamiento frescos que tanto necesita la cosa pública no tienen oportunidad de un debate constructivo.

El insulto y el achaque es la bandera con la que el político mediocre se promociona, generando audiencias a base de exaltar pasiones y bajos instintos, sin sopesar las consecuencias que sus actos comunicativos conllevan.

Por lo tanto mis estimados amigos les invito a buscar entre las casillas de abajo rostros y no banderas, animando a toda la gente a salir a votar por caras y no por dogmas.

Vote por quien quiera pero hágalo por una propuesta clara, la que le convenga y la que más le parezca. Si vota por bandera o por las casillas de arriba (que es igual) estará votando por más de lo mismo.

Y para terminar les dejo estas dos preguntas a manera de reflexión a cada quien:

¿De dónde sale el dinero de la campaña electoral de algunas candidaturas que lo hacen de forma desproporcionada?

De todo se ha hablado en esta campaña pero sobre el tema del narcotráfico y el lavado de dinero nada, ¿acaso no creen que eso es extraño? Tomando en cuenta que el triangulo del norte centroamericano son tres narcoestados, manipulados a través de los años por líderes parias de la política internacional.

maxherrador.com