29/4/14

Regulación del consumo de la Marihuana

“On the record”
Segunda entrega.


Tal como se los anuncié mis estimados lectores les traigo el resumen  de que lo hablamos al aire en la 88.1 FM, radio de la Asamblea Legislativa el pasado 11 de abril de 2014, con respecto al tema de la regulación del consumo de marihuana en El Salvador. Aclaro que partimos de la idea que todas las drogas son malas y que su uso desmedido o irracional causa adicción siendo una patología social que no aprobamos.


De izq a der. Víctor Aragón, Karina Juarez, Max Herrador, Martín Díaz.

Independientemente estemos en contra o a favor del tema es importante cultivarnos con información, ya que esta hierba nos guste o no es más consumida de lo que nosotros quisiéramos y de seguro conocemos también a mas de una persona que la ha fumado, es un tabú que camina con nosotros y durante mas rechacemos hablar del tema más vulnerables somos como individuos o como familia. Por eso como periodista independiente es mi deber romper el hielo teniendo en cuenta que no tengo un editor que me censure.

En primer lugar es importante decir que existe una diferencia entre cánnabis y marihuana, ya que la última es la cánnabis pero producto del tráfico ilícito y en ese proceso se ve alterado con el fin de no ser detectada por las autoridades con productos químicos que causan mayor daño al organismo. El cánnabis es un cáñamo originario de Asia central y tiene muchas variedades, pero la que es cultivada para usos recreativos y medicinales es la que contiene una sustancia llamada THC, tetrahidrocannabinol, que es la sustancia que causa las alteraciones mentales.

Según el Reverendo Martín Díaz la violencia que se genera por el consumo de marihuana es mínima, es decir, un consumidor de esta droga al contrario que lo que se cree no es violento, el problema insiste el religioso, es que al ser una droga penalizada genera tráfico ilícito y esto provoca la violencia que todos conocemos, las mafias, el narcotráfico, la disputa de los territorios para su distribución, etcétera; no la droga en sí. Por eso considera él y todo un movimiento ciudadano que es mejor “no legalizarla pero sí regular su consumo”.

Por otra parte la doctora Karina Juárez especialista en siquiatría y Sub Directora del Hospital Siquiátrico Nacional, nos confirma que la cánnabis a pesar que es una droga blanda o blanca siempre genera abstinencia y por consiguiente es adictiva creando patologías en la conducta humana, especialmente en los consumidores jóvenes que se exponen a daños en la corteza pre frontal del cerebro causando su uso problemas como pérdida de memoria y daños síquicos como la esquizofrenia y paronimia, sin embargo, nos confirma que el consumo de ésta causa menor daño que el mismo tabaco y el alcohol que sí son licitas.

Víctor Aragón un joven defensor de la regulación de la droga, nos explica que la marihuana siempre va a tener una demanda nos guste o no y mientras esto exista van a haber quienes la provean y si esta es ilegal entonces van a proliferar las mafias dejando una ganancia de gran rédito a quienes se hagan de este negocio, entonces nos continua explicando que todas estas divisas quedan en manos de grupos que comercian al margen de la ley, esto genera problemas secundarios como lavado de dinero, entre otros. Lo cual nos interpreta Víctor Aragón que podría detenerse esta cadena de ilícitos si regulan la cánnabis y en vez de esta fuga de capitales podría el Estado recaudar impuesto que servirían para el tratamiento de los mismos consumidores.

Finalmente lo que concluyeron nuestros panelistas fue que un consumidor no solo de marihuana sino de otras drogas ilícitas son tratados como delincuentes cuando en realidad deben ser tratados como “padecientes”, es decir, que parecen de un mal y que como tal debe ser tratado por el sistema médico no por el sistema penal, algo que me parece lógico y de repente deberíamos reflexionar como parte de un desarrollo social … ¿no nos estaremos yendo por la tangente?


Les compartimos la entrevista completa:











http://maxherrador.com/


Mi segundo libro "El Ajillo"
http://maxherrador.com/estructura-narrativa-ajillo/





25/4/14

Regulación del consumo de la Marihuana en El Salvador

Off the record
Primera entrega.

Este es un tema que recién se empieza a abordar en los medios de comunicación locales en El Salvador, aun es un tema “tabú” a pesar que ya está la marihuana despenalizada en 20 Estados de la Unión Americana, Uruguay, Chile, Argentina y en la vecina Guatemala la sociedad está abordando también el tema.

Con este artículo quiero ser claro, no estoy a favor ni en contra de la despenalización y regulación del cánnabis, sino, estoy en pro del debate, muchos se exaltan en posiciones casi siempre en contra de la hierba enervante, pero me gustaría creer que vivimos en el siglo XXI, para que abordemos el tema con seriedad y respeto.


Eso me motiva a que junto con otros periodistas y medios alternativos podamos abrir el debate sobre la forma de cómo debemos ver al consumidor de marihuana: como delincuente, como paciente o como un simple consumidor recreativo.

Sin embargo, encontrar gente que quiera hablar del asunto no es fácil, al menos en público, ya que todos tienen su opinión y generalmente es doble, en público dicen una cosa y en privado dicen otra.

En ningún otro tema me había topado con tanta fuente “off the record”, en el caló de los periodistas significa fuera de micrófonos, es decir, cuando alguien da declaraciones pero condiciona a no querer figurar como fuente (que no se mencione su identidad), es como una verdad a medias, una confesión que no podemos utilizar en forma pública.

Lo que sí es una realidad y no a medias tintas es que los jóvenes adquieren la hierba en forma fácil: en las escuelas, en los lugares de esparcimiento, en las universidades. Y por ser un tabú el tema no es hablado abiertamente: en la familia, en las iglesias o en el sistema educativo, más bien, sólo se menciona en el carácter represivo de quien la consume.

Vivimos en una sociedad de doble moral, nadie quiere aceptar que en más de algún momento han sostenido un pitio de marihuana… (Silencio), o bien, quienes en mas de alguna ocasión han visto a un amigo o algún familiar sostener entre sus dedos un cigarrito de la famosa hierba. Entonces les pregunto al lector ¿Porqué no hablamos abiertamente sobre el tema?

En los medios de comunicación alternativos y redes sociales leí que ya existe un movimiento a favor de la regulación del consumo de la cánnabis entonces invité al programa de radio que conducía en la 88.1 FM de la Asamblea Legislativa al reverendo Martín Díaz, de la Iglesia Protestante Salvadoreña quien promueve una iniciativa de ley para que el parlamento salvadoreño discuta el tema, junto con Víctor Aragón miembro del movimiento ciudadano a favor de la despenalización de la droga.


Sin embargo, para equilibrar el tema me permití también invitar a la sub directora del Hospital Siquiátrico Nacional, Karina Juárez, quien por pertinencia académica y práctica nos brindó su punto de vista médico sobre la realidad e impacto en la psiques humana y colectiva sobre el consumo de la marihuana.

Los invito a que lean la segunda entrega de este artículo ya que les haré un resumen de lo que hablamos los cuatro y compartiré la entrevista completa (ciudadano, reverendo, periodista y doctora).

Llegando a conclusiones interesantes, desmitificando en los micrófonos de la radio nacional legislativa uno de los temas con mas controversia en la agenda nacional y mundial. (entrevista del 11 de abril de 2014).

De izq a der. Víctor Aragón, Karina Juarez, Max Herrador, Martín Díaz.





2/4/14

Carta Abierta al Profesor Salvador Sánchez Cerén

Estimado profesor
Texto y fotos: Max Herrador

Antes que nada quiero felicitarlo por ganar estas elecciones presidenciales. Si alguien ha luchado por el sillón ejecutivo es usted. Quizás más de cuarenta años batallando en condiciones adversas, desde lidiar como un sindicalista magisterial en ANDES 21 de junio, pasando a la clandestinidad con la FPL (Fuerza de Liberación Popular), siendo guerrillero en las montañas de Chalatenango, luego político en el escenario de los acuerdos de paz, diputado, vicepresidente, ministro de educación y ahora le toca conducir las riendas del país como presidente constitucional.


No dudo de su trayectoria ni de su amor al país, pero ahora enfrentará la realidad tal cual es y la primera verdad es que ganó con un porcentaje de 50.11 en segunda vuelta eso es técnicamente nada (0.22 % sobre su contendiente), por lo tanto el tal gane del FMLN es risorio en términos reales, aunque la formalidad lo lleve a ser presidente y comandante general de la fuerza armada.

Mi estimado profesor es probablemente la culminación de la revolución salvadoreña, la izquierda en el poder sin alianzas partidarias, sin los amigos de Mauricio Funes y derrotando a sus enemigos ideológicos neo-liberales en su mismo juego, en el mercadeo de votos.

El gobierno de transición pasó y ahora veremos si hay otro modelo que funcione en El Salvador o seguiremos con lo mismo, será usted un reformista, o bien, socialista salvadoreño o capitalismo humanista, parece que aun los ideólogos de izquierda no se ponen de acurdo, todo dependerá de usted.

Lo que sí sé es que toma las riendas del país en una situación difícil lo cual causa preocupación, económicamente El Salvador no despega lo suficiente para mantener los programas sociales y la situación de la seguridad ciudadana aun no muestra su rostro más oscuro. Estos problemas no pueden ser resueltos con la mitad de los salvadoreños y la unidad nacional es el principal mensaje que debe emitir, poco a poco cuando la gente vea que su gobierno y sus políticas no son las represivas como las venezolanas y cubanas, entonces irá dando pasos hacia la concertación.

No intente destruir a la derecha, es más, la necesita. No camine por la tangente y no siga los consejos de radicales, escuche a su pueblo que le habló en las urnas que le pidió conciliación y respeto, no guerra.


En sus primeros discursos como presidente electo llama a la gobernabilidad y la unidad, hace una invitación a la oposición a construir un plan de nación, aunque estos no acepten continúe en este llamamiento, incluso, desde mi posición como ciudadano común y corriente le pido que invite a un gabinete compartido como hizo el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu hace dos años, el cual le dio a su gobierno el apoyo popular para salir adelante ante amenazas externas, ya sé, diferentes condiciones a nivel ideológico pero similares en esencia y en espíritu a las que vivimos los salvadoreños, amenazas de convertirnos en un narco-Estado, amenazas de territorialidad con los vecinos hondureños, en fin, como me gustaría creer que sus discursos de una amplia unión nacional vallan mas allá que del diente al labio.

El Salvador está culminando un ciclo social y político que se llama post guerra, usted lo sabe y no necesita que se lo diga, así que estará de acuerdo con la afirmación de que de nada sirve la consumación de la revolución salvadoreña sino inicia inmediatamente una nueva revolución de carácter cultural donde el pensamiento sea libre de una forma tal que superemos los viejos paradigmas ideológicos como las ideas raras de la dictadura del proletariado, por otro lado las tonterías de respetar las fuerzas del mercado sin aplicar ningún tipo de regulaciones para no dar un "mal mensaje" a los inversionistas. Otro pensamiento a superar es que los pobres siempre existirán y los ricos siempre tenderán a gobernar.


Debemos entonces caminar hacia una cultura donde la organización sea la forma de solucionar los problemas, libre sindicalización en todas las empresas para el respeto de los trabajadores, educación universal para capacitar y cualificar al ciudadano creando ejércitos de exportadores y no mas fugas de cerebros. Le pregunto, ¿Será usted igual que Mauricio Funes que llegó a la Universidad de El Salvador a pedir el voto de más de 70 mil miembros de la comunidad universitaria a cambio de promesas de mejorar el presupuesto de la institución y no lo cumplió?

Mi estimado profesor la cultura y la educación es la piedra angular del desarrollo para el país en este momento, por eso es atinado ese esfuerzo de crear un nuevo ministerio para ello; sin embargo, que no sirva para engrosar mas las planillas del gobierno con sus correligionarios, eso se verá mal, recuerde los salvadoreños no somos tontos, la “meritocrácia” de que tanto se habló hace cinco años no fue cierta.

A lo largo de estos últimos 25 años no recuerdo ningún presidente que haya respetado a su familia, siendo la primera institución de la sociedad, por favor se lo suplico no de ese mal ejemplo de estos cinco presidentes anteriores, si algo necesitamos son valores morales y éticos, eso empieza con el reflejo de casa presidencial. No se deje embobecer del poder y no pierda el respeto que siempre ha tenido a su esposa, hijas e hijo. 


Y para finalizar he observado que los cinco años de ejercicio siempre desgastan físicamente a los mandatarios en forma notoria, el estrés de gobernar este país ha de ser grande con todos los retos que implica, cuide su salud sobre todo (teniendo en cuenta que usted es una persona mayor sus padecimientos podrían hacerse graves), por eso tiene que saber delegar y tomar decisiones sabias desde un principio, recuerde que una cosa es obtener el poder y otra es gobernar, son elementos diferentes y por lo tanto piezas distintas las que debe usar.

Que Dios lo bendiga e ilumine en este difícil reto. Se despide atentamente su servidor un ciudadano más desde la llanura.


Lea también: Carta Abierta al Doctor Norman Quijano




RESEÑA DE MI LIBRO


Carta abierta al Doctor Norman Quijano


Don Norman un gusto saludarlo
Texto y fotos: Max Herrador

Le escribo como un ciudadano común y corriente, desde la llanura. Soy periodista independiente, ni de izquierda ni de derecha, me autodenomino humanista amante del desarrollo social, valoro el trabajo de las personas como el principal recurso de la producción, incluso aun más que el dinero.

Hago la aclaración porque la experiencia me ha llevado a ver a muchas personas buenas, comprometidas y progresistas tanto de derecha como de izquierda, así como me he dado cuenta de personas malas y corruptas, que desvaloran el trabajo de sus semejantes siendo explotadores y vividores de la plusvalía, tanto de izquierda como de derecha.

Recuerdo que allá por los finales la década de los noventa, cuando aún era universitario, llegaba al INDES a ver a una mi novia piernuda que tenía, ella entrenaba vóleibol en el Palacio de los Deportes, allí lo vi a usted por primera vez con su bigotón de personaje de película de vaqueros, era entonces el presidente de dicha federación deportiva, siempre con su buen talante y presencia.

Luego lo veía en la televisión como uno de los diputados más raudos y agresivos de la bancada arenera, aunque no gusto ni comparto ese estilo lo respeto porque siempre me pareció una persona luchadora que viene de menos a más. Al parecer le funcionó esa conducta provocativa ya que a partir de ahí fue ascendiendo vertiginosamente su carrera política.


Como una opinión superlativa en esta epístola agrego mi desaprobación a la propaganda ofensiva, facinerosa y peyorativa en la comunicación política, ni de uno ni de otro partido.

Sé que para llegar a la alcaldía su principal obstáculo fue convencer a los de su mismo partido más que a los capitalinos. Su nominación para correr como candidato fue desestimada en el año 2005 por el COENA, a mi juicio craso error, en ese entonces corrió como candidato Rodrigo Samayoa por ARENA y en las elecciones en 2006 yo era fotoperiodista y cubrí como freelance la conferencia de prensa en la sede de su partido donde aceptaron la derrota por 44 votos. Don Rodrigo exhalaba alcohol hasta por los poros y pensé: - Gracias a dios este señor no ganó las elecciones no me parecía honesto ni ético. Creo que la historia confirma mi reflexión y el error de ARENA en no escogerlo a usted en ese momento.

A principios del 2008 supe que por fin ganó la nominación y fue oficialmente el candidato a alcalde por San Salvador por el partido tricolor. En el 2009 se convirtió en el edil capitalino aun cuando las encuestas lo situaban como perdedor usted hábilmente se impuso arrebatándole la alcaldía mayor al FMLN después de 12 años en el poder, aun que se consideraba la capital como un bastión electoral de la izquierda salvadoreña, cinco años más tarde usted ha revertido esta percepción.

Si sus detractores tanto internos como externos no reconocen su liderazgo y sus capacidades como un buen esgrimista de la palabra estarían cometiendo un error político elemental.


Después de ganar holgadamente su segundo periodo como alcalde en el 2012 llegó a su techo como personaje de mayor aceptación, superó el 70 % de imagen favorable, no así como intención de voto; sin embargo, ARENA lo oficializó como candidato presidencial y fue ahí donde empezaron sus problemas.

No dudo que en este momento usted fuera el presidente electo de El Salvador sino hubiera escuchado tan malos consejos, sus asesores tuvieron dos grandes desatinos que fueron: el desalojo del centro capitalino en octubre de 2012, esto le redujo a casi la mitad su aceptación popular a nivel nacional y el otro fue no desmarcarse a tiempo de la imagen de su jefe de campaña el ex presidente Francisco Flores Pérez.

Con todo respeto desde mi punto de vista hubieron otras fallas, todas a raíz de tener malos asesores en comunicación política, cuando usted tuvo campañas propositivas ganó pero cuando usó la contra propaganda como instrumento de destrucción a sus oponentes perdió. Estos errores los pagó con creses tomando en cuenta que sólo 6 mil 700 votos aproximadamente lo separaron de ser el mandatario de El Salvador.


Aun cuando no logró los votos requeridos, sorprendió tanto a los antagónicos como a sus simpatizantes por el estrecho margen que lo separó del gane ya que las encuestas lo daban por perdedor por más de 10 puntos abajo del profesor Salvador Sánchez Cerén, por lo tanto desde la llanura le recomiendo asumir este proceso electoral con dignidad y humildad, usted no perdió pero tampoco ganó. Los expertos analistas políticos le llaman a estos resultados de la segunda vuelta como un empate técnico, pero las reglas del juego son claras y se gana en este país por un voto arriba del 50 % y ARENA no lo logró, al menos el 9 de marzo porque si las elecciones fueran hoy no dudo que el resultado fuera diferente.

Finalmente don Norman si lee los escrutinios entre líneas la gente le pide a la clase política en general que dejen de ser confrontativos y que sean más moderados, que trabajen juntos como salvadoreños no como enemigos. También le dicen que bajo su figura podría unir a la derecha por eso ejerza una sana oposición, en sus manos está la buena gobernabilidad del país, siendo propositivo y no destructivo, señalando con criterio los errores de la izquierda y no amenazando, su reto en esta nueva etapa de su carrera es ser conciliador sin dejar de ser liberal y nacionalista ideario fundamental de su partido.


En lo personal no le ofrezco ser su aliado pero si le extiendo la mano de amigo y salvadoreño común y corriente. Después de todo, los primeros son coyunturales y los segundos están siempre en las buenas y en las malas, aun cuando las ideas probablemente nos separen.