30/5/13

Wounds of war

Wounds of war
By: Max Herrador   /   Translation: Ramón Avalos
It was the very first time that their hands were intertwined, mother and son, David Kupstas was kidnapped 28 years ago by a lawyer that later on was found -guilty of being a member of an international gang dedicated to children trafficking during the civil war that was ravaging El Salvador in the 80’.

During this conflictive period in the history of El Salvador as well as in any other countries that are going through social crisis. These crisis pave the way for human atrocities such as mass murders, human rights violations and cruelties alike, being children trafficking one of them. which was led by a group of fraudulent people and using the most out righteous tactics such as the use of false documents to sell children to couples that wanted to adopt these kids.

David knew of his mother’s existence and her desire to meet him since 2005, however it took him this long to take the courage to meet her probably because was very hard for him to assimilate the reality and the consequences this will bring; also because the story he was told by his adoptive parents were totally different from what he was finding out. His certificate of adoption was real but not so much the biological parents signatures.

Maria Rosa tells me that it was the year of 1984 when her husband went missing with out any notice and while she was attending a religious service and her little son, David, was taken care by her mom a lawyer came to the house and with intimidation and lies told her mom that the army found out where they were living and were coming after them and they will be killed. The grand mother fearing the worst for her grand child and in a rushing moment gave David  to the so called trusted lawyer who in turn proceeded to sell David to an American couple.


David is now 29 years old, an American citizen who lives in Pennsylvania and owns a prosperous trucking company tells us, while holding his biological mom Maria Rosa Flores hand:“during these last years I was very afraid to meet my mom”.

The psychological team from Pro-Busqueda tell us that this fear is well founded since these lawyers used to tell the adoptive parents that these kids were given in adoption by parents that didn’t love them and their only motive was financial gain.

Pro-busqueda is a non-profit organization that its main goal is to reunite families that were torn apart due to the civil war that spread for almost two decades. Thanks to its investigate and psychological  work so far Pro-busqueda has reunite 230 families.

During this emotional reunion David was always accompany by his two kids; a little boy and a girl; and his wife who was always by his side.


Once all the hype of this meeting was gone and the press had left it was only Ulises Rodriguez me and two of the best photographers who understand that a good picture goes beyond the “click”who stayed with the family and besides in the country side, it is totally impolite to say no to a lunch invitation. Especially when it comes to eat chicken.


While driving back to San Salvador I was asking myself how many wounds this type of conflict scares the heart of the society. How many Davids and Rosas Marias are all over the world that cannot give closure to this chapter of their lives because of the mafias that profit from the human suffering?

24/5/13

Heridas de guerra


Heridas de guerra

Era la primera vez que se entrelazaban las manos, madre e hijo, David Kupstas fue raptado hace 28 años con engaños por un abogado, luego con el tiempo este resultó involucrado en una red de tráfico de niños durante el conflicto de la guerra civil en la década de los 80.

En este periodo conflictivo de la historia salvadoreña, así como otros países que cruzan crisis sociales, las circunstancias se prestan para casos insólitos de irrespeto a la dignidad humana. Fue así que existieron redes de contrabando de niños que robaban a infantes y luego con engaños y documentación fraudulenta los vendían a parejas o familias que deseaban adoptarlos.

David supo de la existencia de su madre (María Rosa Flores) y también que ella tenía deseos de reencontrarse con él desde el año 2005 pero tardó estos años en asimilar la idea probablemente porque las condiciones de su adopción fueron anómalas por lo tanto llena de datos errados hacia la familia adoptiva, ya que en muchos casos los certificados de adopción por parte de los padres biológicos sí existían pero eran firmas y documentos falsos.

Maria Rosa me cuenta que en 1984 acababa de desaparecer su esposo en el contexto de la guerra civil y mientras ella había salido a una actividad religiosa llegó un abogado y con intimidaciones engaño a su madre, la abuela materna de David, le advirtió que el ejercito ya había detectado la localización de la familia y procederían a matarlos a todos, entonces en una decisión apresurada salomónica e ingenua ella les dio al niño de un año de edad.

David actualmente tiene 29 años y es ciudadano norteamericano, vive en Pensilvania y tiene un negocio de camiones exitoso, “durante estos último años tenía miedo de conocer a mi mamá”, nos decía mientras estaba tomado de la mano de su madre biológica María Rosa Flores, salvadoreña originaria de Zaragoza, en el departamento de La Libertad.

El equipo psicológico de Pro Búsqueda nos dice que el miedo de David es fundado a partir de las falsas creencias con los que los traficantes engañaban a las personas que adoptaban a los niños haciéndoles creer que estos los obtenían en adopción y eran dados por sus padres y familiares inescrupulosos que cedían y vendían a los recién nacidos.

Pro búsqueda es una organización no lucrativa que se ha dedicado a reencontrar a familiares separados en el contexto de la guerra civil, han resuelto y unido a más de 230 familias a lo largo de casi dos décadas de trabajo investigativo y psicológico.

David es ahora padre de un niño y una niña y está casado con una norteamericana quienes permanecieron a su lado en todo momento mientras ocurría el emotivo reencuentro de él y María Rosa su madre biológica.

Finalmente después de todo el revoloteo de la prensa nos quedamos la familia y por supuesto Ulises Rodríguez y su servidor los dos fotógrafos que entendemos que la luz de una imagen va mas allá de un buen “clic”. Además había pollo de almuerzo y nos invitaron, es de mala educación rechazar un plato de comida en la campiña salvadoreña.

Mientras manejaba rumbo a San Salvador, me preguntaba ¿Cuántas secuelas tienen los conflictos y las guerras en el corazón de las sociedades?, ¿Cuántos David Kupstas y María Rosa hay dispersos en todo el mundo que no pueden cerrar parte importante de sus existencias por mentiras y engaños de las mafias?
texto y foto: Max Herrador.

16/5/13

Tecoluca y sus vecinos peligrosos.



Tecoluca y sus vecinos peligrosos.
foto y texto de Max Herrador

Estuve en San Vicente el mes de abril de 2013 cubriendo la declaración de este municipio libre de violencia en el marco de la famosa tregua entre pandillas.

Siempre que hacemos este tipo de coberturas, la tónica es visitar el penal donde los jefes de pandillas hablan con la prensa y luego afuera en plaza pública los miembros de “maras” o pandillas, no reos, se presentan para escuchar de viva voz de sus jefes que ya no van a delinquir y que van a cambiar sus conductas delictivas.

Raúl Mijango facilitador de la tregua entre pandillas junto con 
miembros de ambas pandillas dirigiéndose a los medios de comunicación 
en el penal de San Vicente, 5 de abril de 2013.

Facilitadores y líderes religiosos y autoridades municipales 
dirigiéndose al público entre jóvenes pandilleros y población civil en general, 
en el parque central de San Vicente,  5 de abril de 2013.

Si esto es cierto o falso solo el tiempo y las estadísticas lo van a decir. Lo que me llamó tremendamente la atención fue cuando vi la edad de los jóvenes mientras los mediadores y los jefes de “clicas”, de ambas pandillas, compartían la tribuna. ¡Eran niños y adolecentes no más de 14 años los que formaban el grueso de las filas de las dos agrupaciones pandilleriles en San Vicente!


Jóvenes reunidos en el parque central de San Vicente, 
escuchado las directrices de sus jefes y líderes locales.


¿Cómo hemos llegado a esto?, Cómo la familia y la sociedad hemos fallado  de tal manera que estos infanto-adolescentes tengan como primera opción de vida agremiarse a una organización de carácter delictivo.

Es una vergüenza para el Estado y para nosotros la sociedad en general el llegar a tal descuido de las nuevas generaciones.

TECOLUCA

Por otro lado Tecolula el vecino municipio al sur del San Vicente es otra historia y mejor ejemplo para demostrar que cuando se cultiva a la juventud en estudio, deporte y progreso, las cosas pueden ser diferentes.

Tanto la municipalidad en asocio con ONG´s hacen su trabajo dándole la debida atención a los programas de desarrollo humano, enfocados directamente a la juventud. En los últimos dos años según datos proporcionados por CORDES (fundación de desarrollo humano de la zona) han apoyado a 3,500 jóvenes (de 15 a 29 años) en este municipio, con un total de jóvenes de 6,500 y con un poco mas de 23 mil habitantes en general.

Este apoyo se traduce en programas como financiamiento de becas y otorgamiento de capital semilla para jóvenes emprendedores. Construcción de centros recreativos, así como el cultivo de la cultura de paz a través del fomento de charlas, festivales y sus propios medios de comunicación a partir de iniciativas locales.

Programa de becas impulsado por Fundación CORDES.


Por otro lado el índice delincuencial de San Vicente reportado por la Fiscalía General de la República experimentó una severa alza en los últimos años, avanzando tanto que llegó a tener para el año 2012 el segundo lugar como municipio con mayor tasa de homicidios debajo de Sonsonate y arriba de San Salvador.

Sonsonate registra una tasa de 50 homicidios por cada 100,000 habitantes, San Vicente registra una tasa 48.7 asesinatos por cada 100,000 habitantes; San Salvador registra una tasa de 48.4 muertes violentas, La Unión con 47.2 homicidios y Santa Ana con 46.9 muertes violentas. Según el informe anual del Instituto de Medicina Legal, publicado en El Diario de Hoy del 8 de enero de 2013.

Sin embargo, Tecoluca tiene otro vecino conflictivo que es Zacatecoluca, no tanto como San Vicente, pero si lo suficiente para generar niveles significativos de violencia pandilleril en Tecoluca. El incremento experimentado por los vecinos ha afectado a este municipio, muchas veces por migraciones de miembros de pandillas y luego empiezan a involucrarse en actos delictivos de toda índole; la tasa de homicidios para el segundo trimestre el año 2011 registró un alza considerable del 143 %. 

Las autoridades atribuyen el aumento de homicidios en la zona de Tecoluca a la operatividad de estructuras pandilleras en el marco de una expansión de sus áreas de influencia ampliando su dominio y control desde municipios tradicionalmente conflictivos.



Según afirmaciones de la FGR en donde se ubican centros penales 
la incidencia delincuencial experimenta un claro aumento como el caso 
de Zacatecoluca, San Vicente y Ciudad Barrios en el departamento de San Miguel.


Gráfica del los niveles de violencia de los municipios de Zacatecoluca, 
Tecoluca y San Vicente, según el Boletín Geoestadístico 
de Homicidios del ultimo semestre del año 2011. 

A los municipios aun cuando se les aplique programas de desarrollo social, de todas formas pueden experimentar alzas en sus niveles de violencia; en la medida que crecen las pandillas los programas de prevención deben de aumentar para revertir los niveles de jóvenes involucrados. Lo cierto es que los municipios y las localidades no son islas y son vulnerables al contexto nacional. 

Pero si observamos el caso de Tecoluca podemos experimentar que sí es posible vivir en una sociedad libre de violencia siempre y cuando nos preocupemos por los programas sociales, es decir, la inversión humana. Sin duda un rubro descuidado y mal atendido a lo largo de nuestra historia.

La Cooperativa de Juventud Rural del Bajo Lempa impulsada por Fundación CORDES, producen Biofiltros y Jugos de marañon envasados, ambas producciones exitosas con demanda nacional e internacional.

Conozca mas sobre el trabajo de fundacion CORDES - SAN VICENTE.
http://cordessanvicente.blogspot.com/

6/5/13

Cazando la luz de El Mago


Cazando la luz de El Mago
Texto: Max Herrador  

Nos dijeron: “busquen al tal Mágico González, ese salvadoreño que acaban de ingresar al salón de fama del fútbol”, recibiendo la orden de la agencia de noticias en la que laburo, hicimos un par de llamadas y nos dimos cuenta que estaba entrenando en el estadio que lleva su mismo nombre en San Salvador.

Nos pusimos manos a la obra con Ulises Rodríguez, “parner” con el que hacemos equipo, eran las 8 y 45 de la mañana y él iba a estar en el estadio hasta la 9 am. Bajamos al estadio esquivando el tráfico por las vaguadas de la capital salvadoreña evitando semáforos y justo cuando llegamos a la entrada principal venía saliendo El Mago en su camioneta blanca.

No nos dio tiempo de bajarnos y hablar, nos hizo una gambeta propia de él mismo, una “culebrita macheteada”, fingió como que se parqueaba y luego arrancó. Lo perseguimos  y luego de cruzar unos pasos a desnivel llegamos a un alto. El periodismo “rosa” nunca ha sido nuestro fuerte, pero bueno… era El Mago, así que sin pensarlo mucho me bajé a media calle con mi identificación mostrándola de frente para que el viejo futbolista no pensara que éramos de los chicos malos queriendo apropiarnos de su automotor como a veces suelen operar en este paisito.

Cuando me vio identificado bajó su vidrio y le dije: -Don Mago, somos periodistas de una agencia internacional, queremos un retrato de su merced.
Muy lejos de otras luminarias de menor talla del deporte rey, me contestó con su tono humano característico, - No hay problema… voy a una concentración a la federación (de fútbol), no creo que los dejen entrar pero si lo logran ahí podemos hacer la sesión de foto que necesitan.

Le dimos seguimiento y luego entró a las instalaciones de la federación y por supuesto no nos dejaron entrar, otra gambeta nos dijimos… ; sin embargo, después de aplicar ciertos artilugios propios de nuestra profesión estábamos adentro, ¡ñaca, ñaca!

Si algo sabemos que es implacable a un delantero es la marca cerrada, así que ya en el interior del área chica jugamos a las relaciones públicas ya que robar imágenes no es nuestro trabajo, platicamos y platicamos hasta que el veterano nos concedió las fotos. Clic, clic, clic, clic…

Les contamos algunas de las frases que le escuchamos mientras cazaba luz Ulises.

- El premio no es mío es de El Salvador, es de todos, especialmente de los jóvenes.
- Así como la cámara es para ti la pelota es para mí, no somos nada sin ellas.
 - Por este amor que le tengo (a la pelota) aun vivo soltero.
- En realidad soy El Mago, lo del Mágico fue un juego de pronunciación de “los gachupines” (refiriéndose a los españoles).

Después de no más de 20 minutos estábamos hechos, agradecimos la apertura y nos despedimos, mientras El Mago guardaba su barita en el interior de su chamarra azul cielo y su melena canosa digna de un colega de Merlín.

Finalmente se quedó hablando con Juan Manuel Valiente (secretario general de la FESFUT) de la agenda próxima y del evento en Pachuca México especialmente del traje a lo “Rod Stewart” con el cual él quiere presentarse el 12 de noviembre para ingresar al salón de la fama, merecido premio no sólo por ser uno de los mejores jugadores del planeta, sino, a nuestro juicio por tener una de las mejores calidades humanas de los genios con los que nos hemos topado.